Post scríptum

Después de escrito

Se emplea para añadir algo posterior a un texto, cuando éste ya ha sido dado por concluido, siendo una alternativa a su corrección o enmienda.

Muchas veces esta es una forma de completar el mensje aclarando todos esos puntos que pudieron quedar titubeantes en nuestra obra o que no han sido demasiado claros. Pueden ser una crítica o una despedida, pero siempre con el fin de enriquecer lo ya realizado.

Si algo he de añadir después de todo lo acontecido, es que el resultado de todo el proyecto a salido en mi opinión, mucho mejor de lo que habría imaginado.

El grupo supo trabajar en conjunto, individualmente y ofreció un espectáculo bonito que le encantó al público. Misión cumplida.

Anuncios

Marketing de lo conocido

“La creatividad sin estrategia se llama arte. La creatividad con estrategia se llama publicidad”

El afán de impacto de las campañas publicitarias ha encontrado una fuente de recursos inagotable en el arte. Aparentemente, todo ese material creativo es diseñado sin otra pretensión que activar en las neuronas de quién lo contempla una chispa de conmoción y emotividad. El arte moderno, al contrario de lo que mucha gente considera, no encierra mensaje alguno. Es un juego abstracto sin moraleja, que solo busca despertarnos intelectualmente.

La publicidad comparte ese mismo propósito. También quiere despertarnos. En la práctica, sus mecanismos de incitación son idénticos, salvo un detalle: la publicidad sí tiene una finalidad. Su objetivo es efectuar una venta. Apropiarse de las poderosas herramientas del arte con el propósito de vender productos.

La publicidad en este proyecto no fué algo en lo que yo participé pero se publicaron diferentes carteles y unos compañeros salieron a la calle a repartir flyers para que la gente se enterase del acontecimiento.

La publicidad funcionó ya que se llenó la sala.

Pavos reales y zapatos de tacón altos

Utilería o atrezzo

La utilería o atrezo, tanto en el teatro como en el cine y la televisión, es el conjunto de objetos y enseres que aparecen en escena. Son accesorios utilizados por los personajes para interactuar durante una representación artística, o pequeños elementos que complementan la escenografía (como un jarrón o un cuadro) y el vestuario (como la bisutería o un reloj de pulsera). Junto con el vestuario y la escenografía, la utilería forma parte de los recursos necesarios para la representación teatral.

Yo me ocupé de la escenografía del musical. No tenámos gran presupuesto, ni tiempo ni tampoco una idea lo sificientmente clara como para generar un entorno en el escanrio que representase un espacio real. Así que nos limitamos a decorar nuestro fondo con carteles publicitarios de nuestra obra con la única función de recordar el título al público que iba a presenciar el espectáculo.

Entre algunos ejemplos de utilería se encuentran objetos de uso cotidiano, como lo son mesas, sillas, tazas, platos, monedas, etc. Dependiendo de la trama de la obra teatral, la utilería se basa en el ambiente del texto o en la ambientación escogida por el director para su puesta en escena. Pueden ser objetos comunes o creados por el autor, el figurinista o el escenógrafo. Asimismo, la utilería puede ser elaborada por el equipo técnico de un montaje teatral, y en particular los utileros.https://i1.wp.com/html.rincondelvago.com/000574600.jpg

Sin figuración, poca diversión

Cualquier persona puede hacer de extra o de figurante

En nuestra actuación en el musical no existían figusrantes ya que éramos un grupo reducido de gente dónde todos teníamos el mismo portagonismo exceptuando al cantante de la obra. Todos teniamos un papel importante y nadie figuraba como relleno.

No hace falta que seas una modelo para poder salir de extra en una película o en una producción de televisión. No hace falta tener estudios ni conocimientos específicos. Se necesitan perfiles de todo tipo: altos, bajos, gordos, flacos, viejos, jóvenes, feos y guapos. De todo. Así que, enhorabuena, seas como seas, cualificas perfectamente para trabajar de extra o de figurante.

Se distinguen cuatro tipos de figuración:

  • Figuración normal: Básicamente, eres parte del decorado. Estás en un plano secundario y muchas veces no se te distingue la cara. Tendrás que jurar a tus amigos que “¡el tío de la chaqueta marrón que sale al fondo soy yo!”
  • Figuración fija: Aquellos figurantes que aparecen reiteradamente porque la historia transcurre en un pueblo pequeño, un local, un espacio reducido… y normalmente aparecen las mismas personas (por ejemplo, en una serie de televisión)
  • Figuración especial: se trata de figurantes que realizan algo más: tienen planos principales, interactúan con los actores, o aparecen en planos con características especiales (peleas a muerte, bailes ancestrales, desnudos varios, etc)
  • Figuración con frase: Tu momento de gloria ha llegado. No sólo vas a salir en la tele, sino que además vas a decir una frase breve, normalmente a modo de pie o réplica. La frase no puede superar los 70 caracteres… vamos, ¡que puedes escribir dos frases de éstas en twitter! Si tuvieras que decir una frase con más de 70 caracteres, entonces ya estaríamos hablando de que te has convertido en un actor de repartohttps://i1.wp.com/euquerotrabalho.com/files/2011/05/Ator-figurante.jpg

Algunos fragmentos corporales agradecidos

Los beneficios de ser guapo

Es una queja común entre las mujeres que sólo aquellas que son atractivas pueden salir adelante en su trabajo y que sus carreras se desvanecen con su apariencia.

Sin embargo, un nuevo estudio ha demostrado que, de hecho, son los hombres los que deberían estar más preocupados.

Ser guapo ayuda a un hombre en las empresas, pero el atractivo físico parece tener poco impacto sobre el éxito de las mujeres.
Un estudio realizado por la Universidad de Harvard encontró que los inversores eran más propensos a poner dinero en empresas, si el hombre que hace el terreno de juego es guapo. Sin embargo, las empresarios femeninas no tenían más probabilidades de tener éxito que sus compañeras menos atractivas.

La Dra. Alison Brooks, de la Harvard Business School, dijo: “Identificamos un vacío de género, profundo y constante en el espíritu empresarial, un camino fundamental para la creación de empleo, el crecimiento económico y la prosperidad. Los inversores prefieren lanzamientos empresariales presentados por hombres, en comparación con lanzamientos presentados por mujeres, incluso cuando el contenido del campo de juego es el mismo.”

Miedo a volar

El secreto de la Fama

Cuando el famoso se da cuenta de que la plenitud por la que tanto ha trabajado es decepcionante, ya es demasiado tarde: la fama lo ha convertido en un objeto, negando su libertad.

Personalmente opino que la fama es una cualidad o carga negativa de todo aquello que lo produzca. Está bien que un profesional o artista se labre un buen reconocimiento por sus hazañas pasadas, pero la fama tiene un monton de rasgos negativos cómo elevaciones indefinidas de egos o jerarquizados que nadie entiende o no son merecidos.

Para mi la fama tendría que ser algo gestionado por un jurado que diga este vale y este no en función a unos requisitos que se deberían cumplir y en cuanto la persona no los cumpliese que volviese a ocupar su posición de individuo corriente. Así nos garantizaríamos una calidad en el producto que nos ofreciese y todo el mundo estaría con las mismas oportunidades.

Las primeras famas, positivas o negativas, fueron involuntarias, como muchas todavía lo son. Y esas imágenes populares, que parecen situar a los protagonistas más allá de la vida normal, en una especie de eternidad, seguramente despertaron el deseo de fama.

El secreto de la fama está en volverse un objeto. No cualquier objeto (para lo cual basta con ser pasto de fieras o caníbales), sino un objeto de atención para muchas personas.

https://i2.wp.com/esphoto500x500.mnstatic.com/paseo-de-la-fama_6373531.jpg

Elogio acalorado de las Sombras

¿Está contento tu público?

En el teatro en particular, el espectador reviste una importancia fundamental no solo como destinatario de la representación sino también por la comunicación privilegiada que se establece entre él y el actor en escena. En un espectáculo en vivo, la condición óptima para el éxito del mismo es la empatía entre el que actúa y el que mira, haciendo que la persona del público participe en la narración. Si conseguimos robar ese momento o instante de atención a aquella persona que comtemple nuestra obra, podremos transmitirle el mensaje que queramos manteniendo una línea de comunicación constante e interesante durante un periodo de tiempo asequible para el oyente. Si logramos un mensaje adecuado y bien pensado tendremos mucha menos dificultad de lograr tener ante nosotros ese público atento que aplaudirá nuestra obra.

En la obra que presentamos, yo no confiaba en que gustase al público, jamás la valoré al verla desde fuera en los ensayos como algo que pudiese gustar.

Mi gran sorpresa fue cuando en el día de la representacíon la gente aplaudía y parecia bastante contenta con el resultado, habíamos conseguido nuestro objetivo.

https://i2.wp.com/www.lamarihuana.com/wp-content/uploads/2012/03/aplausos1.gif